EDIMBURGO II – CURIOSA Y SORPRENDETE

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Blogger
  • MySpace

Yo no podría, a ninguna edad, ser feliz estando sentada junto a la chimenea y simplemente mirar. La vida fue propuesta para ser vivida. La curiosidad debe mantenerse viva. Uno no debe nunca, por ninguna razón, volverle la espalda a la vida. Eleanor Roosevelt.

Lo dije en el anterior post y vuelvo a repetirlo al comienzo de este. Edimburgo es una de las capitales europeas que más he exprimido (con permiso de Berlín), al menos, esa es la sensación que me ha quedado tras regresar a la rutina del día a día. No sólo disfrutamos de sus principales atracciones turísticas sino que, además, pudimos disfrutar de la comida típica escocesa,  sin dejar de probar el maravilloso salmón, uno de los mejores del mundo,  aprendimos a bailar los tradicionales bailes escoceses, desde el Ceilidh hasta el baile de las Highlands, sin dejar de reír en cada uno de los pasos, y nos deleitamos con una gran nevada que dejó paso a una maravillosa estampa blanca. Todo esto en tres días!!, ¿os apetece o no ir a conocer esta ciudad?

Pues por si aún hay algún indeciso, hoy os traigo mi TOP 5 de las curiosidades de la capital escocesa. Para que conozcáis un poquito más de esta encantadora ciudad.

Edimburgo, la vieja chimenea de Europa… 

Sin lugar a dudas, una de las cosas que más ganas tenía de descubrir cuando llegue a Edimburgo, era el motivo por el que la ciudad es llamada cariñosamente como “Vieja Chimenea” o “Auld Reekie”, y basta con subir hasta una panorámica de la ciudad para saberlo. Su origen parte de la época victoriana cuando sólo se usaba carbón y madera como combustible y las miles de chimeneas expulsaban un denso humo, esas chimeneas se utilizaban para mantener calientes los hogares y servir de vía de escape a las cocinas, por eso, cada edificio contaban con un montón de ellas decorando sus tejados. Hoy en día, allí siguen, dando a las casas una imagen que no pasa desapercibida.

DSC_0030

Panorámica de Edimburgo desde la explanada del Castillo – Edimburgo

Los bancos de Edimburgo llevan nombre y apellido… 

Otra de las curiosidades de Edimburgo que me llamó la atención es que los bancos, en los parques o calles de la ciudad, llevan dedicatorias. No a famosos poetas, escritores o músicos (que también) sino a personas del día a día, a familiares, amigos, mascotas o incluso a ciudades. Me parece un detalle bonito pensar que la ciudad ha sido tan importante para alguien como para querer sobrevivir para siempre en un pedacito de ella. ¿Qué os parece?

Mary King´s Close, un callejón con mucha historia… 

Los callejones y patios interiores ayudan a Edimburgo a contar con ese aire de misterio y encanto del que todo el mundo habla. Hay un montón de “close” que cruzan de una calle a otra o  que te llevan hasta patios interiores. Hoy en día de los 300 que había originalmente sólo se conversan 60 y de todos ellos, el que más llama la atención es el Mary King´s Close que quedó totalmente oculto bajo el actual ayuntamiento de la ciudad y forma un laberinto de callejuelas bajo la Old Town, lo que llaman ahora la “ciudad subterránea” de Edimburgo. Una fuente de mitos y leyendas urbanas sobre los fantasmas de las víctimas de la peste que murieron allí.

IMG_0200

Fachada del ayuntamiento de Edimburgo – Royal Mile – Edimburgo

Por cierto que la Organización Nacional de Turismo de Escocia le ha concedido las 5 estrellas de atracción turística excepcional por todo lo que ofrece. Con ese dato, merece la pena comprobar que hay ahí abajo, ¿no?

Bobby, el perro más fiel de Edimburgo… 

Si, señores, aunque parezca mentira la tumba de un pequeño perro es punto de interés turístico en Edimburgo, supongo que más por la historia que por el lugar en sí. ¿Y cuál es la historia?, os la cuento. Bobby, un perro de raza Skye Terrier, era el mejor amigo de un policía escocés llamado John Gray que murió por tuberculosis en 1858, tras su muerte Bobby estuvo al lado de la tumba de su amo durante al menos 14 años, sin moverse de allí, ganándose el cariño de los habitantes de Edimburgo que lo cuidaron y alimentaron hasta su propia muerte. Cuál sería la fama de este perro que tiene hasta una estatua en la puerta del cementerio, a la que, cuentan, hay que tocar para que te de buena suerte.

DSC_1115

Tumba de Bobby en el cementerio Greyfriars – Edimburgo

DSC_1118

¡Debes tocarla para tener buena suerte!
Estatua de Bobby – Edimburgo

A bordo del Britannia desde Leith… 

Y por último, otra cosa curiosa de Edimburgo es que allí, en su puerto, descansa el Britannia, el navío de la Familia Real Británica permanece amarrado al puerto de Leith desde el año 1997. Tras 44 años al servicio de la familia real británica, 968 viajes oficiales, 600 puertos y más de 135 países, el Royal Yacht Britannia pasaba a formar parte del reclamo turístico de Escocia para deleite de los turistas.

DSC_0073

Royal Yacht Britannia

La visita comienza en la segunda planta del centro comercial Ocean Terminal, una vez allí, en el centro de visitantes, recibes un audio guía que va narrándote durante todo el recorrido los entresijos y curiosidades del navío, desde los camarotes de la Reina y del Duque de Edimburgo hasta las cocinas, la enfermería, la sala de maquinas… es curioso, la verdad, ver el contraste entre el gran espacio destinado a la familia real y la escasez de movimientos que tenían los marineros que viajaban abordo. Ya había leído sobre la sobriedad de la Reina de Inglaterra y es verdad que no hay grandes lujos dentro del barco, apenas algunas fotografías de la familia en las paredes y algún salón para recepciones o cenas de gala. Poco más. Nosotros fuimos hasta allí porque nos “sobraba” una mañana antes de coger nuestro vuelo de regreso pero es una parada que os podéis saltar sin la sensación de dejaros algo importante en el tintero.

DSC_0087

A bordo del Britannia – Edimburgo

DSC_0095

Salón principal del Britannia – Royal Yacht – Edimburgo

DSC_0099

Camarote de los marineros – Bien juntitos
Royal Yacht Britannia – Edimburgo

 

Y hasta aquí nuestra primera experiencia escocesa!, y digo primera porque en mi lista de lugares imperdibles aún sigue sin tachar una ruta en coche por este maravilloso país. Y vosotros, ¿que tal lleváis la semana?, ¿seguís cumpliendo vuestros propósitos de año nuevo? aunque vayan pasando los días no hay que perder de vista la lista!

 

Sonríe, es el día

Esther

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Blogger
  • MySpace