A TI, 2016…

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Blogger
  • MySpace

 

“Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.  Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y   decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores”. Borges.

 

Ahora si que si… doy por comenzado este 2016 y como no podía ser de otra manera lo hago con la mirada puesta en mis próximos destinos. Si 2015 me regaló Berlín con su increíble historia, Bruselas con su manía de ser el centro de las decisiones, Mónaco tan pequeña y grande a la vez, Carcassonne dejando tiempo para que las cosas sucedan y toda la Provenza francesa con sus olor a lavanda y su pasado medieval, espero que 2016 traiga consigo Edimburgo y sus mil chimeneas, Budapest y su puente de las cadenas, Roma y su inmenso pasado y, puestos a pedir, alguna isla de arena blanca y agua cristalina… ¿por qué no?

DSC_0439

PRIMERA PARADA EN NUESTRA RUTA POR LA PROVENZA – AVIGNON – FRANCIA

 

2015 fue un gran año, con sus idas y venidas, con muchos cambios y muchas ganas de cambiar, pero el 2016 esperaba ansioso su momento y ahora es tiempo de mirar hacia delante, coger lápiz y papel y hacer la lista de propósitos, la lista de deseos y la lista de desechos porque si, también hay cosas que hay que dejar atrás en este nuevo año.

Y a ti, 2016, te prometo recuperar mis propósitos de siempre e intentar cumplirlos… continuar haciendo deporte, menos pereza, más fuerza de voluntad y llegar a 2017 siendo capaz de terminar una 10k sin morir en el intento, sin buscar con la mirada la meta porque ya no puedo correr ni un metro más, sin excusas de lluvia, viento, calor, simplemente correr, porque he descubierto que me gusta hacerlo.

Y te prometo también continuar viajando porque si el mundo es como un libro abierto yo quiero leer cada una de sus páginas y porque llegar a un nuevo destino y colgarme la cámara de fotos del cuello es para mi uno de los grandes placeres y no quiero dejar de hacerlo.

Y prometo no dejar de aprender, no dejar de sonreir, no dejar de crecer, no dejar de leer, no dejar de hacer tantaaass cosas…

Estoy preparada,  ¿Comenzamos?

 

Sonríe, es el día 

Esther

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Blogger
  • MySpace